De qué hablamos cuando hablamos de Síndrome de Alienación Parental

“ ...cuanto más grande sea una mentira 
más gente lo creerá..."

Joseph Goebbels, ministro de propaganda nazi

 

¿De qué hablamos cuando hablamos de PAS(1)?

 El fenómeno del pretendido (2) Síndrome de Alienación Parental, es tal vez un caso que merezca la atención y el análisis minucioso de la comunidad científica para evitar, con vistas al futuro, designaciones y consideraciones apócrifas que como en este caso, pueden dañar de modo grave e irreversible aquello que se dice querer preservar: la niñez.

Acerca de los orígenes

En el año 1985, Richard Gardner, médico clínico estadounidense, en calidad de perito técnico judicial y en el marco de un litigio por la custodia de los hijos, nombra por primera vez una serie de conductas que presentarían los hijos y/o las hijas de ese matrimonio que él denomina “Síndrome de Alienación Parental”.

En el año 1987, publica a través de su propia editorial: Creative Therapeutics: “El Síndrome de Alienación Parental y la diferencia entre abuso sexual infantil fabricado y genuino” (3) asociándolo directamente a las denuncias -siempre en el ámbito judicial- de acusaciones de incesto hacia uno de los progenitores, diciendo que: casi siempre la denunciante es la madre, y quien es denunciado/acusado, es el padre. (sic)

Desde ese momento, R. Gardner asoció este pretendido Síndrome de Alienación Parental, a casos de litigio por la custodia de los hijos y - en especial - cuando se acusaba al progenitor de incesto hacia el hijo o la hija.

Según R. Gardner, lo que él así denomina -PAS-, es un “lavado de cerebro” al cual uno de los progenitores -generalmente la madre-, somete al hijo/a, en contra del otro progenitor -generalmente el padre-, logrando de este modo “alienar(4)”, quitar a ese padre de la vida del hijo/a, hasta hacerlo “desaparecer”, haciendo, en algunos casos, que el niño o la niña inventen que su padre abusó sexualmente de él /ella.

 

Acerca de las raíces teóricas del "SAP"

Desvelar la ideología que sustenta el "SAP" (PAS por sus siglas en inglés), implica enfrentarse a un sinuoso y conflictivo camino, plagado de debates en los que se entrevera una fuerte ideología patriarcal, prejuicios varios y algunos presupuestos  disfrazados de razones científicas.

Los orígenes del "SAP", se hallan en la teoría de la sexualidad humana de Richard Gardner, una teoría según la cual, el contacto sexual adulto-niño es benigno y beneficioso para la reproducción de las especies(6). Esta teoría interpreta el incesto y la pedofilia como benignos, como conductas no-abusivas y es el reflejo de aquellos activistas que defienden la pedofilia como un modo de “orientación sexual” posible (7).

Sobre esta banalización de lo siniestro(8), el "SAP" se erige como un constructo que, al partir de premisas falsas, arriba a conclusiones aberrantes que como tales, producen perplejidad y confusión.

Algunos de estos presupuestos sobre los que se asienta el "SAP", afirman:

* Que los niños son fácilmente programables.

* Que los niños mienten e inventan,  aún episodios que por etapa evolutiva no podrían conocer.

* Que los derechos de los niños deben quedar subsumidos a los derechos de los padres, 

* Que es necesario coaccionar a un niño para encauzar su conducta en los criterios de "normalidad" que consideren los adultos implicados.

Presupuestos que echan por tierra años de estudios y comprobaciones acerca del pensamiento y del psiquismo infantil; a la vez que arrasan con los logros jurídico-sociales de los Derechos Internacionales de la Infancia.

 

Acerca de la admisión a prueba del "SAP" en la justicia

A través de su utilización, en especial en el ámbito judicial, este pretendido síndrome, se fue instalando entre los psicólogos, abogados/as, peritos y funcionarios/as de la justicia. Su utilización se multiplicó exponencialmente y obturó toda racionalidad crítica en gran número de profesionales que avalaron y sostuvieron “sin cuestionamientos” lo propuesto desde la mente de este médico norteamericano.

En 1996, un trabajo titulado: "Cuestiones y Dilemas en Violencia Familiar", producido desde la Asociación de Psicología Americana, por el Grupo de Trabajo de Expertos acerca de La Violencia y la Familia (13), analiza, entre otras cuestiones, la utilización del PAS en el ámbito de la justicia, aludiendo a los fundamentos de R. Gardner y arribando a las siguientes conclusiones:

El personal judicial no sólo debe ser advertido que el PAS no está reconocido como un síndrome médico por la AMA (Asociación Médica Americana) y la APA (Asociación Americana de Psicología), sino que el empleo de este dudoso síndrome como un instrumento adaptado para quitar la tenencia cuando las madres aducen abuso, no puede ser acallado...

La Asociación Médica Americana y la Asociación de Psicología Americana concluyen: 

"El trabajo de Richard Gardner jamás ha sido revisado ni reexaminado. Él logró posicionar este tema a través de la publicación de sus propios trabajos en su propia editorial: “Creative Therapeutics”, fue su propio editor de los más de 40 libros que publicó desde entonces, incluyendo “Parental Alienation Syndrome”.

 

Notas:

(1) Parental Alienation Syndrome, PAS según las siglas en inglés

(2) N. de la A: Tal como lo ha definido la Asociación de Psicólogos Americana , “Statement on Parental Alienation Syndrome” www.apa.org, octubre de 2005

(3) Gardner, R. A. (1987). "The Parental Alienation Syndrome and the Differentiation Between Fabricates and Genuine Child Sex Abuse." Cresskill, NJ: Creative Therapeutics.

(4) N. de la A: la verdadera denominación, en el idioma castellano, de este hecho es incesto. El término abuso sexual se utiliza en este texto para conservar la acepción del original en inglés.

(5) N. de la T.: En la traducción al castellano, se ha conservado la palabra alienation, la cual en inglés, designa además: alienación, enajenamiento, alejamiento. 

(6) Jennifer Hoult, J.D, La Admisión a Prueba del Síndrome de Alienación Parental.Ciencia, Ley y Políticas, 2005. Original en ingles, traducido por: Brenda Parolini-Blake, TWI Translations. BrendyBlake@cox.net, 89131-USA

(7) “Los niños mayores pueden ser ayudados a darse cuenta que los encuentros sexuales entre un adulto y un niño no son universalmente considerados como un acto censurable. Se le podría contar al niño sobre otras sociedades en las cuales tal comportamiento fue y es considerado normal... el niño tiene que ser ayudado a apreciar que en nuestra sociedad tenemos una actitud exageradamente punitiva y moralista sobre los encuentros sexuales entre adulto-niño.” Gardner, Richard A., “Verdaderas y Falsas Acusaciones de Abuso Sexual Infantil” (1992), pág. 549. True and false accusations of child sex abuse. Cresskill, NJ: Creative Therapeutics.

(8) “Aquello de lo familiar que se vuelve extraño”. S. Freud, rev. Imago, Vol. V, 1919.

(9) R. Gardner se suicidó el 25 de mayo de 2003, apuñalándose el corazón con un cuchillo, en su casa en Tenafly, N.J. U:S:A 

 

(*) Sonia VaccaroPsicóloga Clínica. Es parte del libro en coautoría con Consuelo Barea Payueta: "El Pretendido Síndrome de Alienación Parental",  Madrid, Septiembre 2009, ed. Desclée de Brower.

EmailLinkedInGoogle+FacebookCompartir